El fenómeno FEMAR

Una asociación sin ánimo de lucro que ha logrado crear más empleos que ninguna otra empresa o entidad no pública de Logrosán.

logo_femarLa Asociación por la Formación y el Empleo de Mujeres en el Ámbito Rural, FEMAR,  con sede en Logrosán, y las empresas o asociaciones creadas desde ella tuvieron durante el mes de mayo de 2009 un total de 78 trabajadores en plantilla con sus altas correspondientes en seguridad social.

De ellos, 13 son hombres y 65 mujeres llevando a cabo diferentes actividades empresariales (Tiendas, Bares, Comedor, Residencia, Recogida de residuos, Limpiezas, Cursos de formación, Obras del plan de inversión local y Ley de la Dependencia).

Además de la creación de empleo para mujeres del ámbito rural, la asociación presta una serie de servicios esenciales a la comunidad:

  • Contribuye a la cultura del reciclaje con la recogida sistemática de residuos reciclables. Además de fomentar la concienciación de la población mediante campañas y actividades destinadas a ello en el ámbito social y escolar.
  • Ha proyectado, financiado,  construido y gestiona la Residencia de Mayores tanto para válidos como para asistidos. Un servicio  hoy imprescindible y que ninguna otra administración ni entidad pública o privada había planteado.  Ejemplo a imitar por todos los ayuntamientos de la comarca.
  • Ha puesto en marcha retos,  empresas y proyectos innovadores  que han generado riqueza y trabajo. Algunos de ellos destinados a la distribución y promoción de productos autóctonos, de la localidad y la comarca.
  • Desarrollan ferias innovadoras con atrayentes ofertas de ocio y cultura para paisanos y vecinos de la comarca.

El nacimiento de FEMAR  fue el empeño y  la idea, sobre todo,  de una  persona: Isabel Villa. Pero hoy es el resultado de muchas mujeres que trabajan duro sin dejar de empujar hacia adelante a esta asociación que no deja de crecer y de sorprender con nuevos proyectos. Y por ahora no muestra síntoma alguno de agotamiento, al contrario.

Nace sin el apoyo de ninguna administración local, en una de las áreas más deprimidas económica y demográficamente de Extremadura  y sin embargo, la asociación por sí misma y en pocos años se ha convertido en un referente no sólo a nivel local y comarcal, sino regional.

Siempre he creído que los secretos del éxito de FEMAR son: su orientación hacia el ámbito de la mujer, y sobre todo de la mujer rural y su situación laboral; Y su vocación comarcal que le aporta una visión más amplia de actuación, con un  planteamiento integral de unidad del concepto de comarca,  huyendo del rancio chovinismo localista de otros tiempos. Sin olvidar su principal ingrediente, el entusiasmo y la ilusión de las mujeres que la integran.

Hoy no se puede hablar sobre el futuro de Logrosán sin contar con FEMAR. No debemos olvidar que nuestra economía de producción se centra casi exclusivamente en el sector agrícola que aún  basa su producción en modelos tradicionales de explotación.
Estos modelos no han evolucionado, en su esencia, en los últimos siglos. Por eso podría ser un reto interesante para FEMAR la promoción y creación de cooperativas del campo destinadas a la industrialización y maquinización de las tareas agrícolas, que no es incompatible con el deseado desarrollo sostenible.  
Otro reto en este sentido podría ser el  arranque, la puesta en marcha de un pequeño tejido industrial  en régimen de cooperativa basado en lo que más y de mejor calidad tenemos en Logrosán. Me refiero a la cría y elaboración de productos ibéricos, quesos de oveja y otros productos de origen agrícola. En definitiva, que la materia prima deje de salir viva y sin manufacturar de Logrosán, al menos una parte de ella.  Relanzar la artesanía local, en claro peligro de desaparición, es una obligación moral para todos, tambien para FEMAR.

En manos de FEMAR  podría estar parte de la responsabilidad de asentar las bases para un nuevo modelo de economía local que saquen a Logrosán y la comarca de la depresión actual.

La Asociación, como toda empresa de éxito, ha levantado ampollas, envidias y enfrentamientos. Muchos la han querido relacionar con determinado color político para reclutar enemigos por motivos ideológicos, aunque lo cierto es que FEMAR está integrada por mujeres de todos los ámbitos, colores y condiciones sociales. Y así debe seguir por la salud de la asociación.
Afortunadamente los logrosanos de hoy ya no son fácilmente manipulables y saben valorar una buena gestión por encima de otras cosas.

De cualquiera de las maneras estamos seguros de que, mirando a FEMAR, nos espera un futuro muy esperanzador.

DISTRIBUCIÓN DE LOS EMPLEOS DE F.E.M.A.R. :

GESTIÓN ÁREAS GERIÁTRICAS, S.L.

Con contrato indefinido HOMBRES: 2 MUJERES: 19

Con contrato temporal MUJERES: 3

TOTAL: 24 trabajadores

ASOCIACIÓN FEMAR

Con contrato indefinido MUJERES: 2

Con contrato temporal HOMBRES: 9 MUJERES: 3

Alta en régimen agrícola HOMBRES: 5 MUJERES: 5

TOTAL: 24 trabajadores

ASOCIACIÓN QUITAR BARRERAS

Con contrato temporal HOMBRES: 1 MUJERES: 1

TOTAL: 2 trabajadores

SOCIEDAD COOPERATIVA VILLUERCLAJE

Con contrato indefinido HOMBRES: 1 MUJERES: 27

TOTAL: 28 trabajadores

Etiquetas: ,

2 comentarios to “El fenómeno FEMAR”

  1. Porque habrás llamado al telefono del reciclaje que está estropeado, puedes llamar al 927 158178 que es el de la Oficina de FEMAR.
    Un saludo.

    Me gusta

  2. Hola.
    <me parece muy buena vuestra idea.
    Creo que es estimulante.
    He intentado ponerme en contacto con vosotras,
    pero parece que es imposible.
    un saludo
    ana

    Me gusta

A %d blogueros les gusta esto: