Atasco en la calle Gregorio López: un problema de complicada solución.

Los coches aparcados en esta estrecha calle (también conocida como calle de Merino o la calle de “la casa del Marqués”), dificultan el paso de vehículos y provocan el enfado de algunos vecinos tal como se denuncia en algunos mensajes del FORO.

Se trata de una calle muy transitada pues es una de las salidas naturales de la Plaza y aledaños. El aparcamiento en la misma de los residentes se realiza de forma caótica en muchas ocasiones porque no todos los vecinos aparcan sus vehículos al mismo lado de la vía. Hay vecinos que aparcan en el lado izquierdo de la calle para evitar taponar ventanas de sus viviendas y por la misma razón, otros aparcan en lado derecho.

La solución es complicada y difícil de aceptar por todos los vecinos. A esta conclusión hemos llegado en LOGROSÁN AL DÍA tras contactar con responsables del Ayuntamiento que, según hemos podidos saber, son conscientes del problemas y estudian una posible solución que no suponga

si se prohibiera aparcar en uno de lados en períodos alternos cada quince días, obligaría a los aparcados al lado izquierdo a tener que arrimar en vehículo (recordemos que es una calle estrecha sin acerado) al edificio de manera que impediría la abrir la puerta y por tanto salir del vehículo, viéndose obligado a salir por la puerta del copiloto con la incomodidad que esto supone, sobre todo en personas mayores.
Los responsables municipales también han barajado la posibilidad de cambiar el sentido a la calle convirtiéndola en vía de sentido único, sin embargo ello supondría  trasladar una de las salidas naturales de la plaza a la C/ Portales (también conocida como la calle de Zarzo que va a salir a la plazuela de la torres, frente al quiosco) y esa si que tiene una salida estrecha a la carretera.

Otra posibilidad es prohibir el aparcamiento, pero sería una medida poco acertada, máxime tratándose de una calle que alberga un negocio hostelero como La Casa Rural del Marqués.

En esta tesitura la solución no parece fácil y es el propio Ayuntamiento, según nos hace saber, el primer en arreglar la situación.

Si alguien quiere aportar ideas para solucionar este problema, LOGROSÁN AL DÍA, EL FORO DE LOGROSÁN o el CLUB SOCIAL DE LOGROSÁN son tres lugares abiertos par la opinión de todos los logrosanos, exprésate.

2 comentarios to “Atasco en la calle Gregorio López: un problema de complicada solución.”

  1. El amigo Bautista tine toda la razón; pero que me dicen de la calle conocida como la calle de parrina y la llegada a la plazoleta del arroyo con los contenedores y vehículos mal aparcados que te las ves y te las deseas para pasar sobre todo en el esquinazo de Antonio Ciudad, eso tambien es otro problema que hay que solventar pero ya mismo igual que el cruce de la C/. Iglesia y la bajada que algún día se van a dar un tortazo por no estar señalizado la preferencia de paso.
    Tenemos que ser más responsables y aparcar bien nuestros vehículo no en mitad de las calles.

    Me gusta

  2. Yo llevo viviendo en esta calle desde hace mas de 40 años (joer que mayor soy) y nunca antes hubo ningún problema. En el primer tramo de la calle, al lado de los boquerones y callejón, es más lógico aparcar a la izquierda, ya que los coches que circulan cuando cogen la curva se encuentran una salida más facil y no se estorba a la posible entrada o salida de coches al callejón, ejemplo cuando viene el camión a descargar gasoil de calefacción.

    Despues hay un tramo en el que no se puede aparcar por que la calle se estrecha. Lo mismo pasa en el último tramo de la calle.

    En la zona media, si se aparca a la derecha, caben tres coches bien colocados y se puede salir del coche con facilidad. Es donde se ha aparcado desde siempre.

    En la parte izquierda, si no queremos tapar la entrada (una puerta metálica pequeñita) a un solar, sólo caben dos coches y hay que arrimarlos mucho a la pared,con lo que habría que salir del coche por la puerta del “acompañante”, esto es relativamente facil para personas jóvenes y muy dificil, a veces imposible, para personas más mayores.

    En cuanto al cambio de sentido de la calle, ahora es prohibida desde la carretera hacia la iglesia, yo estaría en rotundo DESACUERDO, no ya como vecino de la calle sino como vecino de Logrosán en general. Cambiar el sentido supondría, sobre todo en verano con la plaza cortada a la circulación, que los coches que bajan por el Arroyo no tendrían salida a la carretera hasta la que da a la Torre y esa si que es estrecha.

    Me gusta

A %d blogueros les gusta esto: