Sólo el ecoturismo y las energías renovables para salvar la zona rural.

A esta conclusión tan poco ambiciosa ha llegado un estudio de la Fundación Rodríguez de la Fuente para identificar las oportunidades de negocio en treinta municipios cacereños entre los que está Logrosán.

Para este viaje no necesitábamos tantas alforjas.  Para decir esto no hace falta ningún costoso estudio. Sólo hay que conocer un poco estos pueblos y  enseguida nos damos cuenta qué sectores han crecido estos últimos tiempos. Pero en mi opinión, un análsis sobre futuribles potenciales económicos a desarrollar debería centrar sus miras en qué riquezas tenemos dormidas y  podríamos despertar . El ecoturismo y  el turismo rural ya está ahí y las energías renovables están viniendo.

El estudio no habla del desarrollo, o mejor dicho, del nacimiento de la industria ganadera. No habla  de la orientación y especialización del sector porcino, dada expansión internacional del “Jamón de cerdo ibérico” (sólo en la dehesa de Logrosán ha más de 35.000 encinas que producen miles de toneladas de bellota), nada. Sólo casas rurales (¿más?), vías verdes y placas solares decorando el paisaje.
Los negocios y el desarrollo de la economía se basa en las apuestas ambiciosas y arriesgadas. Aunque quizá antes deberíamos preguntarnos si de verdad queremos crecer o quedarnos como estamos.

Artículo del HOY relativo al estudio mencionado.

Logrosán en Facebook. Un rincón logrosano en la mayor red social del planeta.

A %d blogueros les gusta esto: