Un logrosano cataloga por primera vez los caminos rurales del término de la capital cacereña.

Se ha pateado los caminos públicos de Cáceres para recogerlos en un catálogo que el Ayuntamiento de la capital colgará en Internet.

Se trata de Gregorio Morano, Ingeniero Técnico Agrícola, un logrosano muy apreciado y conocido en la localidad.

DIARIO HOY:
El Ayuntamiento de Cáceres se ha propuesto recuperar sus caminos públicos y orientarlos al ecoturismo. El primer paso para lograr este objetivo ha consistido en catalogar todas las vías existentes dentro del término municipal. El resultado de este trabajo son cinco tomos con una información pormenorizada sobre los 423 caminos registrados y sus 1.700 kilómetros de extensión, de los que 400 son inaccesibles. Ahora este catálogo tiene que superar los trámites administrativos de rigor, además de permanecer expuesto al público para que se puedan presentar las alegaciones pertinentes. Después, el Consistorio lo colgará en Internet para que esté al alcance de cualquier ciudadano. El trabajo ha sido realizado por la empresa Georama SC y ha costado 55.000 euros, que han sido sufragados con fondos del segundo Plan E. Gregorio Morano Abril (Logrosán, 1967) se ha pateado la mayoría de los caminos para confeccionar el inventario, junto a otros tres compañeros: Alberto, Olga y Marisol. Acumula un buen puñado de anécdotas. La ciudad, dice, esconde rincones que merece la pena descubrir.
-¿En qué ha consistido su labor?
-Se trataba de comprobar sobre el terreno las incidencias que tenían los caminos. Tomamos como referencia varias fotos aéreas de distintos años, la más reciente de 2008, hecha en verano, en la que se ven muy bien los trazados. Nuestra misión ha consistido en ver cómo es el suelo, si existen baches, si hay vallas, si hay cancelas que impiden el paso… Sucede una cosa curiosa. La mayoría de los pueblos colindantes tienen mejor cuidados sus tramos de caminos públicos.
-¿Y cómo ha recorrido los caminos?
-Hemos utilizado todo tipo de medios. Si sabíamos que el camino estaba bien, íbamos en coche. Y dentro del coche llevábamos la bici por si llegábamos a algún tramo más complicado. La bici se nos rompió del uso. Pedimos prestado a un amigo un todoterreno, que también nos lo cargamos del trote que le hemos metido.
-¿Cuántos meses ha tardado en recorrer los 1.300 kilómetros que hay transitables?
-Empezamos a mediados de junio y terminamos en diciembre.
-Después de su chequeo, ¿en qué estado se encuentran los caminos de Cáceres?
-Están en estado deficiente, aunque son transitables. Los que están en mejor estado es porque los han arreglado los propietarios de las fincas cercanas.
-¿Cree que los caminos son un patrimonio por explotar?
-Sí, hay sitios encantadores para ir en bicicleta, hacer senderismo o coger setas. Y lo mejor es que están al lado de casa. Hay uno, el camino de Lagartera, que es precioso. Sale de la carretera que va a Miajadas. Antes de llegar a Sierra de Fuentes, hay que tomar una entrada que sale a mano derecha. Este camino concluye en la carretera de circunvalación del pantano del Salor. -Imagino que medio año da para un buen puñado de anécdotas, ¿no?
-En el Rincón de Ballesteros, que son 92 colonos, me conocen todos. Yo no conozco a nadie pero allí todos sabían quién era yo. Me conocían como ‘el de los caminos’.
-¿Hay muchos pasos cortados por cancelas?
-Sí, los hay que están cortados por propietarios de fincas. Este asunto se debe solucionar durante el periodo de alegaciones. Según la justicia, un camino es público siempre y cuando vaya de un sitio público a otro lugar público y siempre que tenga utilidad pública. En la Sierra de San Pedro, por ejemplo, hay un camino que está cortado por una charca que el dueño de una finca hizo para impedir el paso al propietario de otra finca con el que está enemistado.
-¿Cuál es la conclusión a la que ha llegado después de esta experiencia por el término municipal de Cáceres?
-Pues que el término municipal de Cáceres es precioso. Es alucinante. Lo tenemos aquí al lado y no tenemos ni idea de lo que hay. Es increíble. Te permite ver paisajes con tanto contraste como la Sierra de San Pedro o Los Llanos de Cáceres.
-¿Qué zona le ha gustado más?
-La Sierra de San Pedro, la zona de Valdesalor y Rincón de Ballesteros. A mí el Rincón me ha encantado. Tiene caminos preciosos para andar. Además, no hay mucha gente, ni está masificado. Y puedes encontrar hasta setas. Yo no lo conocía y me ha dejado encantado.

5 comentarios to “Un logrosano cataloga por primera vez los caminos rurales del término de la capital cacereña.”

  1. Animo Gregorio que eres un fenómeno

    Me gusta

  2. Muchas gracias a todos, el esfuerzo fue grande pero el resultado ha sido espectacular.

    Me gusta

  3. POR LOS APELLIDOS ME SUENA, SON COMO LOS DE JOSE MARIA EL VETERINARIO Y JACINTO EL ABOGADO, ¿ES SU HERMANO?

    Me gusta

A %d blogueros les gusta esto: