El SEXPE de Cañamero no tiene personal suficiente para atender a los ciudadanos.

Recurre al NCC de Logrosán para la formación a los usuarios sobre gestiones y tramitación a través de internet.

En 2015 los cañameranos se levantaron en masa para evitar que la oficina comarcal del SEXPE se instalara en Logrosán que ya tenía local habilitado y personal formado y contratado para ello. Finalmente consiguieron que el servicio se quedara en Cañamero, pero ahora, tres años después, se encuentran con que no tienen personal suficiente para su pleno funcionamiento.
El centro cuenta con un único empleado desplazado de otro centro de la provincia que atenderá de 9:00 a 13:00 y de lunes a jueves y remite al usuario a que se forme en el Nuevo Centro de Conocimiento de Logrosán, que va a programar cursos para la enseñanza de las gestiones pertinentes a través de internet y así evitar el desplazamiento al centro cañamerano.
Así al menos lo pone de manifiesto una comunicado emitido por la oficina de esa localidad.

COMUNICADO DEL SEXPE DE CAÑAMERO

Anuncios