Jira 18, una de cal y otra de arena

Escasa asistencia a la tradicional romería logrosana que fue medianamente indulgente con los paisanos meteorológicamente hablando.

Aunque brilló el sol durante la mañana, a media tarde el cielo se cubrió de oscuras nubes que produjeron intensos chubascos que desalojaron la dehesa. Para recuerdo de todos aquí les dejamos unas imágenes de María Romero.

Anuncios