Vuelven las guirnaldas de reciclaje en homenaje a Marisa Pizarro

Sus creaciones adornaron las fiestas del Consuelo varios años y tras su inesperada muerte el pasado enero el pueblo la recordará colocando sus guirnaldas y adornos, de nuevo, en las calles de su barrio.

Fue una idea singular y creativa la de convertir botellas de plástico usadas y otros materiales en espectaculares adornos florales para decorar las calles y plazas durante las fiestas. Las creativas fueron Encarna Roncero Saavedra y María Luisa Pizarro Antonio con la ayuda de sus vecinas. 

Un grupo de mujeres del barrio decidió en el verano de 2012 decorar las calles de su barrio  con adornos y guirnaldas hechas con materiales de desecho; para ello se reunían por las tardes y fabricaban con botellas y pinturas unas flores. La sorpresa de los gobernantes municipales  de entonces ante semejante trabajo hizo que se ganaran la felicitación de la alcaldesa (Isabel Villa) en el Pregón de fiestas y se les propusiera, para años sucesivos, la elaboración de más flores para adornar más calles y plazas del pueblo.

María Luisa murió el pasado enero con 42 años, era una mujer muy querida en Logrosán por su carácter positivo, solidario y generoso. Muchos paisanos que la conocían y la trataban quedaron consternados y las redes sociales llenaron de mensajes de pésame y condolencia recordando a María Luisa con adjetivos como alegre, positiva, comunicativa, generosa, alentadora…

Anuncios