Vía libre para las primeras fotovoltaicas de Logrosán

Dos de las tres plantas fotovoltaicas que se instalarán en Logrosán ya tiene la aprobación de impacto medioambiental.  La empresa Enel, vinculada a Endesa, impulsa estas instalaciones.

HOY.  Logrosán cuenta desde 2013 con un notable complejo termosolar. La multinacional Enel Green Power, vinculada a Endesa, plantea en su término municipal tres fotovoltaicas que tendrán una inversión que supera los 100 millones y que previsiblemente estarán en funcionamiento, al menos alguna de ellas, a lo largo del próximo año.

Enel promueve tres plantas denominadas Hernán Cortés, Zurbarán y Quijote de 26,6, 42,9 y 34,3 megavatios (Mw) de potencia instalada, respectivamente. La inversión prevista en cada una ronda los 30 millones en la primera y la tercera y los 40 en la segunda.

Ayer, en el Diario Oficial de Extremadura se publicó el anunció por el que la Junta concede la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) positiva a la planta llamada Zurbarán, la de mayor potencia instalada; el pasado 11 de julio se publicó también la aprobación para la llamada Quijote de 34,37 Mwn.

Los proyectos se presentaron a la segunda subasta de renovables que el Gobierno lanzó en el pasado mes de julio 2017 con una potencia total de 3.000 Mw. Enel consiguió 339 megavatios. Un aliciente para desarrollar nuevas instalaciones de renovables.

La Junta de Extremadura es la competente para decidir sobre estos proyectos porque todos están por debajo de los 50 megavatios de potencia instalada.

Enel Green Power ha centrado su actividad en España en la energía eólica y en la producción hidroeléctrica y apenas 13,45 megavatios de los 6.322,22 que gestiona llegan de plantas fotovoltaicas. La compañía abrirá nuevo mercado solar en Extremadura.

Anuncios