CRIMEN DE LOGROSÁN. El presunto criminal y su madre pasan por los juzgados de Logrosán la próxima semana

Según fuentes fiables, el próximo 21 de febrero han sido llamados a declarar el detenido J.J.G. como presunto autor confeso del crimen y su madre Yolanda G.G. también en prisión por la muerte de Óscar Gómez.

Centro penitenciario de Cáceres donde se encuentran recluidos los detenidos.Foto:HOY. 

Madre e hijo se encuentra actualmente en prisión preventiva como presuntos autores de la muerte de Óscar Gómez, de 32 años acaecida  la madrugada del pasado 2 de noviembre en Logrosán.

LAD se ha puesto en contacto con Gelvy, la madre de Óscar que no ha confirmado la información, aunque ha afirmado que “algún día tendrán que hacerlo” en referencia a que también serán interrogados en la ronda declaraciones que desde hace unas semanas está tomando a los implicados la juez de Logrosán.

 Ángeles Elvira García Gónzalez (Gelvy) ha remitido como respuesta a nuestra petición, una carta a LAD en la afirma que dice estar recibiendo copia de todas las diligencias y declaraciones de lo acaecido con el crimen de su hijo. Ángeles viene a decir que confía en la justicia y que espera que esa justicia en la que cree ponga a cada uno donde tiene que estar en este doloroso asunto.

NOTA DE GELVY:

Logrosán al día, por medio de mi amiga María Romero, se pone en contacto conmigo para preguntarme si es cierto que según ellos, tiene noticias de que el próximo 21 vienen a declarar los detenidos por el homicidio/asesinato de mi hijo. Yo ni afirmo ni desmiento, pero algún día tendrán que hacerlo.

Aprovecho para decirla a mi amiga María que seguimos recibiendo copias de todas las diligencias y declaraciones de lo acaecido con el crimen de mi hijo. Como ya he dicho anteriormente y mi abogado comentó en su día, mi hijo fue amenazado de muerte 15 días antes. Fue amenaza a través de mi hija y de mí, cuando una de las personas que ahora “viven en la cárcel” nos saco una pistola, de echo pusimos ese día la correspondiente denuncia.

Esta gente decían que estábamos locos, que decíamos barbaridades, pues bien; NI ESTAMOS LOCOS, NI DECIMOS BARBARIDADES. Las pistolas salieron del escondite y están donde tienen que estar en el sumario y en manos de las autoridades.

Decían que tenían miedo de mi familia, vieron una mota en el ojo ajeno, pero no vieron a los supuestos asesinos de mi hijo en sus casas y en sus vidas a diario, a esos no le tenían miedo ¿Por qué?

Nosotros sí vamos con la cabeza muy alta; porque nosotros no hemos amenazado a nadie, no hemos matado a nadie. A nosotros ellos si nos lo han hecho, siendo autores materiales de la muerte de mi hijo o siendo encubridores de todo y callando. Yo no duermo tranquila porque mi hijo esta muerto, mí dolor no me deja, pero: ¿Ellos pueden dormir tranquilos, lo podrán hacer el resto de sus vidas?

Veo a diario va todas y cada una de las personas implicadas de una o otra manera en este macabro crimen, me callo, no los digo nada, aunque me gustaría poder sacar la rabia que tengo dentro, pero no soy de esa calaña, no somos de ojo por ojo y diente por diente, que no nos tenga ese supuesto miedo que dicen tenernos, yo espero que algún día esta gente pague ante la justicia, que es donde se pagan las cosas, lo que han hecho o han encubierto.

A %d blogueros les gusta esto: