CULTURA. De los orígenes logrosanos de los Hernández Gil

En facebook encontramos esta curiosa entrada de Francisco José Audije Pacheco sobre sus tatarabuelos.

Doña Josefa Galán, natural de Castilblanco, casada en segunda nupcias con D. Esteban Gil, natural de Logrosán. Mis tatarabuelos maternos.
Ella, una de las damas con más influencia política en la Extremadura de Isabel II. Él, un campesino que empezaba a amasar una gran fortuna como terrateniente; hermano de Fernando Gil, que marchó a Madrid a estudiar las oposiciones de Registrador de la Propiedad, sacando uno de los primeros números, y alcanzando un gran éxito, y que dio lugar a la talentosa saga de los Hernández Gil.


D. Esteban Gil era amigo íntimo del gran sabio, Mario Roso de Luna, a quien conoció en Guadalupe, durante su periodo de formación con el que todos llamaban “El cura grande”, un virtuoso Jerónimo, y excepcional maestro.
Doña Josefa Galán, murió en la ciudad de Cáceres de Tifus, al acudir en misión de mediadora, en un conflicto familiar, al fue requerida con urgencia.
Ambos apoyaron la causa Liberal del siglo XIX, tanto política como económicamente.

Estriado de aquí.

A %d blogueros les gusta esto: