SUCESOS: El Ayuntamiento se hace cargo de la recogida de 10 sacos con restos de animales muertos.

Los restos fueron arrojados de manera ilegal en las inmediaciones de la Vía Verde, en el kilómetro 55, un lugar muy transitado por paseantes locales y senderistas.

restos animales muertosLos cadáveres han tenido que ser retirados por una empresa de recogida de animales muertos, tal y como marca la ley, lo que ha supuesto un gasto de 300 euros innecesarios para las arcas municipales, según fuentes del consistorio. El lugar presentaba, según testigos, un aspecto muy desagradable por el olor y la abundancia de moscas en una tarde de sol y temperaturas altas para esta época del año.

Anuncios