SUCESOS. Dos zoriteños detenidos por un delito de abandono y maltrato animal

Además hay otros 5 investigados que habían dejado la cabaña ganadera abandonada sin aporte alimenticio.  La Guardia Civil ha podido comprobar el estado lamentable y de agonía que padecían los animales (ver vídeo al final de la noticia).

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes a los Equipos del Servicio de Protección de la Naturaleza de Trujillo y Valencia de Alcántara (Cáceres), han procedido a la detención de dos personas e investigado a otras cinco como supuestos autores de un delito de abandono y maltrato animal; los detenidos e investigados son propietarios y empleados de dos explotaciones ganaderas situada en el término municipal de Zorita.

 LOS HECHOS. Durante el pasado mes de noviembre de 2017, agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza, acompañados del Servicio de Sanidad Animal de la oficina veterinaria de Zorita (Cáceres), inspeccionaron una finca de 3.000 hectáreas, situada en el término municipal de Zorita (Cáceres), donde se encuentran dos explotaciones ganaderas y existen un millar de cabezas de ganado bovino, inspección realizada como consecuencia del llamativo estado de delgadez que presentaban la inmensa mayoría de los animales.
Además, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, ya había verificado a través de los Servicios de Sanidad Animal,           la muerte de más de 100 cabezas de animales bovinos adultos, que habían declarado sus propietarios a dicho Servicio.
Iniciada la inspección en las explotaciones ganaderas en el mes de noviembre de 2017 hasta enero de 2018, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, en tan solo ese periodo, pudo verificar la muerte de 32 cabezas de ganado.

Continuando con la inspección, la Guardia Civil pudo comprobar que la cabaña ganadera había sido abandonada a la búsqueda en el campo de aporte alimenticio, por la práctica inexistencia de la adquisición de aporte suplementario de alimentación artificial por sus propietarios, y teniendo en cuenta la situación de sequía y la falta de alimentación que proporcionaba el campo durante los últimos meses del año 2017, hacía intuir que esa insuficiencia alimentaria provocaría delgadez y falta de masa corporal en los animales, desencadenando finalmente en la muerte de muchos de ellos.
Igualmente, durante la última inspección veterinaria del pasado mes de octubre, se detectó la falta de 40 animales, los cuales según los titulares de las explotaciones, no habían sido localizados debido a la extensión de la finca, aunque posteriormente han sido localizados los cadáveres de muchos de ellos, habiendo desaparecido igualmente veinticinco cabezas de equinos, de los treinta declarados por sus propietarios.
Se da la circunstancia, que los propietarios de estas dos explotaciones, ya habían sido denunciados por hechos similares por parte de la Guardia Civil durante años anteriores, habiendo sido sancionados por el Servicio de Sanidad Animal de la Junta de Extremadura durante los años 2009, 2014 y 2015, con sanciones de hasta 12.000 €.
El estado de extrema delgadez de la cabaña bovina de esta finca, había generado gran alarma entre ganaderos de la zona, ya que era visible desde la carretera EX102, que comunica las localidades de Zorita y Logrosán.

SENTENCIAS

El Juzgado de lo Penal nº. 1 de Plasencia (Cáceres), ha dictado sentencia condenatoria el pasado día 15 de enero de 2018, contra el titular de una explotación equina, al que la Guardia Civil detuvo por un supuesto delito de maltrato animal, por el abandono, deshidratación e inanición, con el resultado de varias cabezas de ganado equino muertas, siendo condenado a ocho meses de prisión con inhabilitación especial para la profesión, oficio o comercio relacionado con animales.

Igualmente, el Juzgado de lo Penal nº. 1 de Cáceres, en sentencia de fecha 9 de enero de 2018, condena a otra persona, no solo por un delito de maltrato animal sobre varios animales que tenía en una explotación, sino por 10 delitos de maltrato animal, uno por cada animal que había sufrido el maltrato, siendo condenado a tres años y medio de prisión.

 

Anuncios