LECTURAS DEL FIN DE SEMANA. Tomás Jiménez, “Lord Jim” y una tal “Píndaro”…o “Sexo, Droga y Rock and Roll” (PARTE II)

      (Ir a parte I)En la discoteca se entraba, directamente, desde la escalera, a la sala de baile, el techo, lleno de focos, luces,  flashes, una esfera, llena de espejos,  que giraba, reflejando las luces de colores de los focos, indiscretas manchas luminosas que recorrían  todo el recinto.
Manuel PalaciosA la derecha, se podía salir directamente, a un  gran balcón que daba a la carretera. Al fondo, ordenados en “L”, y separados de la pista por alguna  columna, entre  cinco y siete grupos de mesas bajas y sillones, convenientemente distribuídos, con capacidad para dos o tres personas.  A la izquierda, una barra pequeña. Hueveras de cartón, pegadas en el  techo, y un par de pósters. En uno había un dibujo: se veían los pies, sólo los pies de una pareja, haciendo sus cosas,  debajo de una sábana, y en la otra, un montaje fotográfico, en el que posaban, como formando parte de un equipo de fútbol, muchos dirigentes del globo, el presidente de USA, el Papa, Mao, etc….

Al lado, se encontraba un  reducido cubículo donde se pinchaba la música, con una ventana, desde la que se veía toda la pista, dos platos mezcladores para microsurcos, una mesa de conmutadores, para manejar las luces, sobre la mesa,  unas estantería, llenas de discos, que llegaban hasta el techo. Una pequeña habitación, con una cama, el crucifijo preceptivo, en la pared, sobre la cabecera. Allí dormía la madre de Tomás, persona muy conocida y respetada. Hasta que no se acababa la “sesión disco”, no podía ocupar su habitación. Sobre la cama se apilaban todos los abrigos, en invierno. En las grandes ocasiones, ni se cabía, literalmente, a veces llegaba uno a soñar con pinchar discos, para “escapar”, de alguna forma, a los apretones. El balcón que da a la carretera, más lleno imposible, de gente joven. ¿Cuántos vasos no se habrán estrellado contra el asfalto, al ser tirados, malintencionadamente, desde ese balcón?.

     Casi toda la música que se escuchaba en Logrosán, había sido “primicia” de Lord Jim”, allí nos enteramos de las maravillas de la música inglesa, la lascivia de las “morreantes y melosas” canciones italianas, las atrevidas francesas. La música española, más “in”, cuando había pocos grupos que resistieran la presión de los conservadores, partidarios de que “su país”, no el nuestro, y es que parecía suyo, porque hacían y deshacían, en el coto, lo que les diese la real gana, siguiera siendo la “reserva espiritual de Europa”, y ya, puestos, ¿por qué no?, del mundo entero.

La Píndaro fue la cuna del carnaval logrosano en los años 80

La Píndaro fue la cuna del carnaval logrosano en los años 80

    Todas las  canciones, como es lógico, se escuchaban desde la calle, sobre todo, en verano. Aunque, a veces, se bajara el volumen, imaginemos, sin ir más lejos, “je t´aime, moi non plus…”, de Serge Gainsbourg, y Jane Birkin, una canción de tinte obsceno, aderezada con gemidos, en un “extranjero” que nadie entendía, y por eso se disfrutaba más, imaginando lo que significaba la letra. Había gente que decía que el hombre llamaba a la señora “coneja”, y que se oían los muelles de la cama. Con el tiempo y el control del francés, me di cuenta de que la canción era un auténtico tesoro, al menos la letra, y que era descarnada, desencantada y abatida, pero….los torrentes de ideas “verdes” para mentes calenturientas, como ya hemos explicado, tenían un caldo de cultivo “ad hoc”. Dicen los sabios en la materia, que la peor perversión sexual, es la abstinencia, y surge de esa represión del instinto, cuando el cuerpo del reprimido, no acepta, de ninguna manera, lo que su cerebro le impone

    Pasaron todos los grupos: “Boney-M”, grupo que ha cantado, como telonero nuestro, posteriormente, en Suiza. Cuando los ví, tocando para una convención de fabricantes de lingotes de oro, en Gstaad, me llevé una sorpresa brutal.  Recordé haber visto una especie de “mendigo” negro, que intentaba entrar en el Hotel de lujo, y me dije, a mí mismo…si, si, te van a dejar pasar a ti….Pues lo dejaron, era el negro del famosísimo grupo. Murió poco después. Rasputín, My Baker, Rivers of Babilone, son canciones inolvidables. Al lado Abba, inmensos, con composiciones muy bien trabajadas y a las que muchos músicos, muy buenos, aún, dicen “chapeau”.

     Aquella maravilla de música disco, que venía de América, Donna Summer, el sonido de Filadelfia, Barry White…Earth, Wind and Fire, Alan Parsons Project….la discoteca del primer piso, sirvió de foco emisor para todos los que vivíamos en el pueblo, y para los que volvíamos de vez en cuando.

     Seguro que todo el mundo conoce anécdotas relacionadas con la discoteca. Una vez llegaron dos adolescentes vendiendo “chocolate”, y Tomás aprovechó que había un amigo suyo, al que nadie conocía, para “soplarle” que les entrara, presentándose como policía secreta que sabía de sus trapicheos. El susto que se les metió en el cuerpo a los dos chicos, debió ser morrocotudo. También he visto a otro hacer un porro, sin hachís, y pasarlo a un grupo….alguno se agarró un colocón, con tabaco normal. La droga es la respuesta de un hombre libre, a una falta de consideración con la libertad de los seres humanos. Hay muchos que no aceptan tanta presión, dirigida a “ser como Dios manda”, es lógico y natural, protestar cuando se tiene edad de protesta. No aplaudo el consumo de drogas, pero me gustaría decir que los Psiquiatras rusos, se encuentran obligados, por ley, a consumir todo tipo de drogas, durante cierto tiempo de formación (uno, dos meses), y que nadie nos dijo nunca nada de eso. La adolescencia es un problema, un problema muy gordo, para los padres, y para la Sociedad, un motivo de miedo….miedo a la libertad absoluta, libertinaje, desenfreno….aunque hay mucha gente buena, existen algunas compañías, terriblemente malas. Algunos se mueren por el camino, y antes de tiempo.

      Tengo que decir algo muy bonito. Las tres grandes Religiones del mundo, se encuentran ligadas al consumo de una droga, e influenciadas, en mayor o menor grado por esa sustancia (Fericglá). El Islam, por el haschís, raíz de la palabra “asesino”, produce “Inch´Allah”…”paso de todo”, no puedes hacer nada, todo está escrito. El Budismo, está influenciado por el Opio, que produce introspección, meditación y recogimiento. El Alcohol es la droga de la Religión cristiana. Su exceso produce violencia y exaltación del “ego”. Resulta fácil comprender la aniquilación de los indios norteamericanos, cuando se confrontaron dos culturas, con  dos drogas diferentes: Los indios consumían tabaco virgen, neuroestimulante…chocaron con los que consumían alcohol….irreconciliable. Fue el fin de cientos de culturas, algunas tan evolucionadas, espiritualmente, masacradas por ¿¿cristianos??. En América del Sur, la panoplia de sustancias que se consumían era inmensa, peyote, hongos, ayahuasca, coca, marihuana….Todo para viajes astrales y sin problemas, además, creo que los españoles no somos tan ansiosos como los anglosajones, mirad el Sistema esclavista, con el que nos amarran las manos y los pies.

      Existen formas de pensar existencialistas y animistas. Considérese que TODO lo que nos rodea, incluyendo las personas y animales, tiene su espíritu, su “alma”. Considérese que todo espíritu, es,por naturaleza, poderoso…y los hay tremendamente poderosos. Según esa forma de pensar, tendrían espíritu, el dinero, la fama, el poder, el amor, la libertad….llegamos a las sustancias: azúcar, sal, tabaco, especias, drogas de todo tipo, cocaína, opio, cannabinoles, anfetaminas, drogas nuevas de diseño, algunas, auténticos venenos químicos…En un mundo respetuoso y espiritual, es fácil pensar que si todo lo que te rodea, tiene espíritu, ya merece el más profundo respeto. Si tú faltas al respeto, al espíritu de cualquier sustancia, o actividad, esa sustancia, o esa actividad, si es, espiritualmente, mucho más poderosa que tú….te va a faltar al respeto a ti, a la corta, o a la larga. Las adicciones al alcohol, tabaco, chocolate, de todo tipo, heroína, morfina, etc…son resultados de haber faltado al respeto a sustancias, o actividades…y entras en un camino de destrucción, irremediable. Tu cuerpo es un Templo. El cuerpo de los demás, es otro Templo igual de importante. El sexo es un Templo. Respeto, respeto, respeto por todo, y más por ti mismo y los que te rodean.Es la clave de todo.

      Juan Manrique, mientras vivió en Logrosán, creo que una de las mejores etapas de su vida, fue el disc jockey más cercano que podía tener yo. Andaba mucho con él, porque trabajábamos juntos en el laboratorio, así como en la Villalba. En cierta ocasión, cuando vine, de vacaciones lo primero que me preguntó, fue que si había oído “el Año del Gato”, gran canción. No, no  la había oído, hasta que fui a la  discoteca, pero, ese verano, fue el del  año del Gato, sonaba a diario. Ahora, Juan es mi protésico, uno de los mejores del país, sin discusión. En la época, a la que aludo, no sabíamos nada de lo que la vida nos iba a deparar. Él trabajaba, de día, en nuestro laboratorio, como protésico de resinas, ni quiero pensar la cantidad de dentaduras que hemos fabricado, o arreglado…y la cantidad de dientes artificiales, entre los que navegábamos….y por la noche, de barman y disc-jockey. Cuando uno es joven, el cuerpo y el espíritu, dan para vivir dos o tres vidas a la vez. Le encantaba la música. Era la encarnación de la vitalidad, y de las ansias de conocimiento protésico: “Don Benigno: enséñeme usted a tallar….”. Y mi padre, que siempre detestó los intrusos, nunca quiso enseñar a sus operarios…ni a batir alginato. …

CONTINUARÁ…

Anuncios