La Guardia Civil detiene al supuesto autor de 10 robos en estaciones de red de telefonía

Los hechos ocurrieron en Logrosán y otros municipios de las provincias de Cáceres y Badajoz

La Guardia Civil dentro del Plan que tiene activo contra los robos en el medio rural, cuyas investigaciones son realizadas por los Equipos Roca, han conseguido el esclarecimiento de 10 robos cometidos en estaciones de red de telefonía situados en diferentes municipios de la comunidad autónoma de Extremadura, con la detención del supuesto autor de los hechos (varón de 30 años, vecino de Ibahernando (Cáceres).

LOS HECHOS

Durante el pasado mes de mayo, agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Equipo Roca de la Compañía de Trujillo, realizaron una inspección en un centro de recuperación de residuos situado en Trujillo (Cáceres), detectando 6 baterías de alimentación eléctrica de estaciones de red de telefonía, levantando sospechas la carencia de cualquier signo de identificación de las mismas, que habían sido quemados de forma intencionada. Como resultado de las investigaciones realizadas se determina que este material había sido sustraído en una estación de telefonía situada en la localidad de Torrecillas de la Tiesa (Cáceres), verificando que dichas baterías pertenecían a una operadora de telefonía móvil,  corroborando posteriormente con un representante de la operadora, la sustracción de un total de 64 baterías del mismo tipo, instaladas en estaciones de red de telefonía establecidas en los municipios de Don Benito (Badajoz), Aldeacentenera, Villanueva de la Vera, Jarandilla de la Vera, Madrigal de la Vera y Logrosán, todos ellos de la provincia de Cáceres.

En el curso de la investigación, tras la colaboración de los Equipos Roca de las Comandancias de Cáceres y Badajoz, se pudo verificar la venta ilegal entre noviembre de 2016 y abril de 2017, en varias chatarrerías de diversos municipios de la comunidad autónoma de Extremadura de baterías de la misma naturaleza, que arrojaron un peso bruto cercano a los 2.000 kilogramos.

El perjuicio económico causado a la operadora se estima en alrededor de 11.000 €.

La investigación policial culminó con la detención del supuesto autor de los hechos, el cual fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial, continuando abierta la investigación y no descartándose nuevas detenciones.

 

Anuncios