Cabalgata 18. Los Reyes trajeron la lluvia

Era tan esperada y deseada que no impidió que sus majestades presidieran la cabalgata logrosana desde la Mina Costanaza hasta la Casa de Cultura.

Allí los niños esperaron la llegada de los tres magos de oriente que bajo una lluvia de las de antes, aguantaron (como su nobleza obliga) en sus reales carrozas hasta el encuentro con los niños.
Parece que los de oriente trajeron el más esperado de los regalos, agua de los cielos que nuestros campos llevan meses esperando. A pesar de la lluvia y el frío que tampoco faltó, los niños de Logrosán no faltaron a su cabalgata, aunque fuera al amparo del cubierto. El grueso de la fiesta de los Reyes se desarrolló en el salón de la Casa cultural, con reparto de regalos y lanzamiento de confetis y caramelos para todos.

 

Anuncios