CRIMEN DE LOGROSÁN. La madre de Óscar hace un llamamiento a los posibles testigos del crimen de su hijo

Ha pedido a LOGROSÁN AL DÍA  que se haga eco de su llamada desesperada a los posibles testigos que pudieran haber oído algo aquella fatídica noche.

Óscar (al fondo) con sus padres y hermana

Se trata del grito de una madre reclamando justicia como único consuelo ante la dolorosa pérdida de su hijo Óscar.Ángeles Elvira García -conocida por todos sus amigos y paisanos como Gelvy- pide en una desgarradora nota enviada a LAD, que no callen los vecinos que pudieran haber oído algo la noche de los hechos; pide que el miedo no deje impune el crimen de su hijo y apela a la conciencia de los que viven en el barrio y puedan tener alguna información sobre lo sucedido aquella aciaga madrugada para que no se queden callados.
Gelvy sugiere la posibilidad de hacerlo como “testigos protegidos”, una forma de declarar que no delata la identidad de quien lo hace.
Solicita un poco de empatía  y que el miedo y el silencio no permitan que los “culpables se queden en la calle”. Advierte que esta vez le ha tocado a su familia pero que mañana le puede tocar al hijo de cualquiera pues -termina diciendo- “esta gente son como perros, una vez que matan ya les da igual volverlo a hacer

LLAMADO DE GELVY:

Quiero pedir a esos vecinos de la calle donde asesinaron a mi hijo, que seguro que alguno vio o escuchó algo, ya que es imposible no haberlo hecho, que por favor piensen en ellos mismos, piensen en que al que mataron es un hijo suyo o un familiar.
Les pido por favor que por el crimen de mi hijo paguen todos los que allí estaban y no hicieron nada por evitarlo. Por favor, si vieron algo hablen con la Guardia Civil, que no pasa nada. La Guardia Civil puede solicitar que hablen como testigos protegidos y ni siquiera nosotros sabremos quién declaró, pues su identidad no saldrá a la luz. Por favor coméntenlo con la Guardia Civil y verán cómo es posible.

Que no se queden los culpables en la calle. Hoy nos ha tocado a nosotros y mañana puede ser a cualquiera; de esta manera quedarán libres y esta gente son como perros, una vez que matan ya les da igual volverlo a hacer.

A %d blogueros les gusta esto: