UN LOGROSÁN DE LEYENDA: “Logró sanar” (Los legendarios orígenes de Logrosán, 1ª parte)

Esperanza-II-sepia-TEXTO.jpgComenzamos el año en nuestro tarea de recopilar la tradición oral de la zona buceando, precisamente, en los comienzos de la historia de nuestro pueblo.

8. “Logró sanar” (Los legendarios orígenes de Logrosán, 1ª parte)

Nuestro compañero Juan Gil Montes en su sección “La historia de aquí” (cuya lectura os recomiendo: https://logrosan.wordpress.com/2013/10/26/la-historia-de-aqui-sobre-el-origen-del-nombre-logrosan/) nos ha presentado el origen romano del topónimo Logrosán. En esta sección, sin embargo, nos dejamos llevar por la tradición popular que a lo largo de los siglos ha forjado una leyenda para explicar este nombre. Porque ¿quién no ha escuchado alguna vez la historia que une el origen del nombre del pueblo a una milagrosa fuente? Seguramente se trata de una de las leyendas más conocidas y más antiguas de Logrosán. Ya a finales del siglo XIX,  Mario Roso de Luna la recogió en su Legajo histórico[1]  tal DESDE cERRO DE sAN cRISTOBAL (2)y como se conocía entonces:

“La reconquista extremeña fue no obra de días, sino más bien de años. Su suelo fue teatro de numerosos encuentros de leoneses y castellanos con los régulos de Badajoz. Tan pronto perdían posiciones los unos, como volvían a recobrarlas, oscilando la frontera entre una y otra vertiente de la cuenca del Guadiana. No poco contribuían a estas fluctuaciones las interesadas veleidades de los renegados fronterizos dispuestos siempre a la traición.

En uno de tales encuentros la hueste cristiana pareció llevar la peor parte siendo derrotada en las inmediaciones del San Cristóbal cayendo gravemente su jefe natural de Guadalupe. Escapó este y pudo refugiarse en un matorral de escobas y helechos que rodeaba a una límpida fuente donde lavó sus heridas y apagó su sed.

Sin duda el agua fría de la fuente, obrando como sedante y cicatrizante poderoso, hubo de poner al guerrillero en vías de curación, y curado ya se unió a sus gentes, ponderando las excelencias de la fuente en que logró sanar.

Pasó el tiempo; comentáronse por unos y por otros las virtudes de la fuente; hablóse del sitio en que aquel jefe logró sanar y el sitio del Logrosanar fue conocido por todos los contornos. Vino después la poderosa línea del tiempo y por síncope o contracción el uso suprimió la terminación –ar, de ligerísima cacofonía, y quedó así constituido el nombre de Logrosán.

Consolidose por fin la reconquista de este territorio por Alfonso IX de León y Fernando el Santo de Castilla; los inmensos terrenos despoblados e incultos fueron aprovechados por la pastoría quien alzó chozas, creció la población y se edificaron casas pobrísimas aún en tiempos de Alfonso X que al otorgar el Fuero de Trujillo hacia 1248 menciona ya estas aldeas como feudatarias de aquella ciudad, Logrosán, Zorita, Berzocana, Cañamero entre ellas.”

Otras variantes de la leyenda atribuyen el protagonismo a un soldado musulmán y explican así el nombre de esta fuente: “Fuente del DESDE cERRO DE sAN cRISTOBAL (1)Moro”. Esta versión está recogida en la magnífica recopilación de leyendas que nos recomendó un lector hace tiempo y que está confeccionada por los alumnos del C.R.A. Montellano de Herguijuela: http://colegio-herguijuela.blogspot.com.es/2012/11/leyendas-al-pie-de-la-serrezuela.html. Aquí una alumna llamada Anabel nos cuenta que el herido era un príncipe moro al que unos pastores encontraron y curaron con esta milagrosa agua.

En cualquier caso, la base de la leyenda permanece ayudándonos a dar explicación a lo desconocido (función principal de toda leyenda), en este caso la procedencia del nombre de nuestro pueblo.

Esta sección la hacemos entre todos para todos. Si tienes historias, canciones, refranes, etc. que quieras compartir con nosotros, mándanoslos a info@logrosanaldia.com.


[1]              Roso de Luna, Mario, Logrosán (Legajo histórico),[facsímil editado por el Ayuntamiento de Logrosán], Trujillo, 2007, pp. 47-51.

A %d blogueros les gusta esto: